Adrian es un veterano franco-mexicano de los videojuegos. Arrancó su carrera en 1997, en Ubisoft Francia, donde ayudó la compañía a desarrollarse creando herramientas de groupware y metodologías de trabajo ampliamente adoptadas por las filiales de Ubisoft.


Seleccionado por el cofundador de Ubisoft en su nuevo emprendimiento, Gameloft, Adrián participó en la creación de los primeros videojuegos para teléfonos del mundo. Sus equipos fueron responsables de los primeros juegos iPhone y Android.


En el año 2014, Adrian se mudó a México, donde creó su propia empresa indie de videojuegos, empleado hoy en día más de 60 empleados de planta.